jue

16

jun

2011

Se busca socio

A la hora de buscar socios

Hazlo tomando en cuenta estos factores

El otro día, entrevistando a Eneko Knorr, fundador de Ideateca, entre otras muchas cosas, para un reportaje, salió a relucir el tema de los socios. Le comenté que es uno de los principales dilemas de los lectores-futuros-emprendedores que nos escriben a los redactores a la revista y un foco de errores habitual. Por lo que me han contado los emprendedores que han pasado por mi grabadora (y si este post lo escribiera cualquier otro de mis compañeros de la revista, te lo contaría de otra manera, pero te contaría lo mismo), desde el principio, todos los socios tienen que tener claros:

1. Los objetivos: ¿Para qué monto la empresa? Monto la empresa para hacerme rico y vivir de ella toda la vida; monto la empresa para venderla dentro de tres años, pegar un pelotazo y forrarme; monto la empresa para ganar dinero con una idea en la que creo; monto la empresa porque no quiero tener jefes; porque quiero trabajar en lo que quiero… no es lo mismo y no todos los socios pueden tener las mismas motivaciones…

2. Las responsabilidades: ¿Quién hace qué? Quién va a hacer qué en la empresa, todos no pueden hacer de todo; hasta dónde llegan las responsabilidades de cada uno, cuál es el compromiso que se espera de cada uno; horarios… no todo el mundo tiene las mismas ganas de trabajar a la hora de la verdad, que mucha gente quiere ganar dinero rápido…

3. La visión de la empresa: ¿De qué va esta empresa? No es lo mismo decir “vendo camisas blancas por Internet” que “me voy a convertir en la principal tienda europea on line de camisas para hombre y mujer blancas a través de Internet y dispositivos digitales”.

Y todo esto hay que ponerlo por escrito. Y las responsabilidades y las funciones, ante notario. Es lo que se denomina como pacto de socios. Y esto no lo digo yo (que soy un periodista que no ha montado nunca una empresa), nos lo han contado los cuatro socios de Atrápalo, o los fundadores de Privalia… y así una larga lista de emprendedores.

Y también está la otra cara: la del emprendedor que arranca sólo y se siente más sólo que la una porque no tiene con quién compartir responsabilidades. ¿Entonces…?

Aquí, tienes que pensar que las responsabilidades y las decisiones se pueden compartir con un buen director financiero y un buen director comercial… o con un consejo de dirección (sí, aunque seas una pyme y seáis cuatro gatos), gente a la que se le paga bien, pero que no tienen por qué ser socios. Hay empresas que buscan eso, buenos profesionales para puestos de responsabilidad.

Hay una empresa de fitosanitarios madrileña que, por ejemplo, ha hecho eso: rodearse de buenos profesionales desde hace años. Ahora ha abierto oficina en Estados Unidos, y en lugar de buscar un socio estadounidense, ha buscado al mejor comercial de su sector allí, caro, por supuesto, y le ha contratado. Así, si algo sale mal, el coste a medio y largo plazo es menor. Pero, claro, para todo esto hay que invertir al principio.

Todo esto, claro, es muy fácil de decir

Leer más 0 comentarios

mié

08

jun

2011

En crisis por la burbuja inmobiliaria

Increíble como aceptamos esto, como caímos como tontos en unas ideas consumistas, no se menciona pero el daño al Medio Ambiente fue terrible. 

 

Leer más 0 comentarios